Sectores - Editoras-Publicaciones
Hay delincuentes poderosos que se mueven en el mundo de las finanzas y del poder y actúan impunemente durante muchos años
Valencia, enero 2012

Àrea Oberta. Intriga, suspense, terror, emoción... Una excelente combinación que hace de Crímenes Exquisitos (ed. Versátil), la última novela del prestigioso criminólogo Vicente Garrido y de la historiadora Nieves Abarca, un auténtico relato policíaco muy acorde con algunas de las obsesiones más inconfesables de la sociedad actual.

Pregunta: Crímenes Exquisitos es una novela, quizá, no apta para cardíacos...
Respuesta: Es cierto que esta novela es fuerte, pero ha sido una elección intencionada de estilo. En general, los escritores españoles policíacos son muy puritanos y nosotros hemos querido mostrar la mente criminal tal y como es. Quien desee únicamente leer una novela “blanca”, donde hay una violencia o un sexo “light” y un enigma por resolver, no encon- trarán en Crímenes Exquisitos su lectura ideal. Pero si te gusta el “placer culpable” de leer una historia adictiva... ¡esta es tu novela!

P: Describe todo tipo de delincuentes, desde los más san- guinarios hasta los más cualificados ¿Cuántos tipos existen?
R: Los delincuentes habituales son muy versátiles, cometen una gran cantidad de delitos, tanto contra la propiedad como contra las personas. Pero si hablamos de homicidas, diría que son de dos tipos: los que matan en un arrebato, en una pérdida de control; y los que planifican con detalle el crimen. Estos últimos son los más peligrosos. También podemos hablar de delincuentes poderosos, que se mueven en el mundo de las finanzas y el poder... Estos pueden actuar impunemente durante muchos años si la sociedad no dispone de un sistema vigilante para identificar a estos sujetos.

P: ¿Personajes como Mendiluce (empresario de prestigio) son comunes en la sociedad?
R: ¡Desde luego, solo basta leer los periódicos o ver las noticias para darse cuenta! Muchas veces pasan del papel couché de las revistas a las páginas de "tribunales".

P: Deja bien claro que todos los personajes y tramas son ficticios, aunque las fiestas en las mansiones de Mendiluce recuerdan a algún político, ya fuera de la actividad política...
R: Así es. Cuando estábamos inmersos en la elaboración de la novela apareció en los medios el escándalo de Berlusconi con sus fiestas con jovencitas... y decidimos “copiar” esta idea.

P: Los delitos de ‘Cuello Blanco’ están en auge ¿Es la crisis económica la que lleva al ansia de dinero y convierte a la gente de ‘bien’ a delinquir sin mancharse las manos?
R: No, en épocas de mucha bonanza hay más que ganar, y eso genera un mayor volumen de corrupción.

P: Corrupción de menores, prostitución de alto standing, trata de blancas, tráfico de drogas, ‘apaños’ urbanísticos. Delitos graves (y mucho) que no dejan en buen lugar a políticos, jueces, empresarios o jerarquía eclesiástica, deportistas, famosos...

R: Es cierto, pero insisto: nada de eso es ajeno a la reali- dad en cualquier país, y desde luego en España. Todo eso está en la prensa de todos los días: políticos corruptos, empresarios arribistas que emplean el soborno, sacerdotes pedófilos... Como dicen ahora los jóvenes, “es lo que hay”. No tratamos de decir que todos sean así, pero es obvio que una novela policíaca puede sacar a relucir los problemas de la sociedad, además de entretener, y ese ha sido también nuestro propósito.

P: Una literatura tan minuciosa, exacta y descriptiva de los lugares donde sucede la trama que, perdone que insista, pero parece real...
R: La cuestión es que lo relatado en la novela podría ser real, ¿por qué no? Los mejores thrillers son aquellos que inquietan porque son verosímiles; y, en efecto, nada que se cuenta aquí excede lo que la realidad ha demostrado muchas veces. Nuestros asesinos no son peores a los de muchos que han existido.

P: Caso ‘Marta del Castillo’, los niños de Córdoba, la pequeña Mari Luz, son solo algunos de los casos que han conmocionado a la sociedad española...
R: Sí, cada año tenemos crímenes espantosos, pero esto sucede en cualquier sociedad. Fíjate en Noruega: ¿quién podría decir que en ese país tan pacífico iba a surgir el asesino de masas más grande de la historia? Me refiero a Anders Behring Breivik, el tirador de la isla de Utoya, este pasado verano.

P: Arte, literatura, cine, música clásica... un arduo trabajo de documentación más que 'exquisito', ¿no?
R: Bien, en cierto sentido sí, pero Nieves Abarca es una excelente historiadora del arte, así que ella fue muy participativa en todos los aspectos artísticos... Pero ambos disfrutamos mucho con esas referencias artísticas.

P: ¿Es el horror y el desprecio el creador del odio y la locura?
R: En general esas emociones suelen generar el odio y la locura, pero hay otras que pueden hacerlo: la intolerancia hacia determinadas personas, un profundo sentimiento de inferioridad, y también el deseo de venganza.

P: Cuesta pensar que existan personajes de ‘carne y hueso’ como el ‘Artista’...
R: Desde luego que existen. Fíjate en Jeffrey Dahmer, el ‘carnicero de Milwakee’, que invitaba a jóvenes a su casa y luego de matarlos empleaba sus cuerpos vaciados de su cerebro para crear zombies.

P: A veces el verdadero comportamiento de los jóvenes dista mucho de lo que creen sus padres...
R: Es cierto que ahora los jóvenes gozan de más libertad que antes, por lo que pueden ocultar más cosas a sus padres de lo que antes era posible. En general, los padres controlan bien a sus hijos, por lo menos en lo que respecta a su capacidad de evitarles peligros graves. No obstante, internet ha abierto la puerta a muchos contactos que no son fácilmente supervisables, y eso debería ser más objeto de atención por parte de los padres.

P: La sección de Sucesos es una de las más leídas de los periódicos, y los programas de este estilo están en auge (usted participa en muchos de ellos)...
R: Claro, esos programas son un éxito porque desde siempre la gente quiere saber de crímenes... eso está en nuestros genes. Los romances de ciego ya recorrían las aldeas contando en viñetas de papel o madera los crímenes de la comarca... Simplemente debemos esforzarnos por cuidar la inteligencia de quien nos ve o nos lee.

P: Le da un papel relevante a la mujer en una profesión (la policía) casi exclusiva de hombres...
R: Sí, las mujeres pueden ser muy decididas, y esta novela lo muestra; de hecho los dos grandes personajes de la novela, a mi juicio, son Valentina Negro y Lúa Castro.

P: Se tiende a comparar al criminólogo con un CSI ¿es correcto?
R: No, desde luego. Un "CSI" es un técnico que maneja aspectos físicos de la escena del crimen, como un cabello o una huella dactilar. Un criminólogo, si colabora en esta tarea de investigación policial, orienta sobre lo que significan los actos del criminal realizados sobre la víctima, ayudando a generar hipótesis fructíferas.

P: El dicho dice que ‘el amor también mata’, sólo hay que ver las cifras: cinco asesinatos de mujeres en sólo 18 días.
R: No, el amor auténtico no mata, es el deseo de posesión el que mata. Es el caso de la vio- lencia machista, sujetos que dicen que aman pero que no saben amar (a los que hay que sumar otros factores).

Galería de imágenes
Vicente Garrido y Nieves Abarca
Noticias relacionadas
Información de contacto:
Ediciones Versátil
93 355 49 05
info@ed-versatil.com
http://www.ed-versatil.com/

© ÁREA OBERTA, S.L. - Todos los derechos reservados
Avda. Juan Carlos I, 63 - Entresuelo / Local 5 - IBI (Alicante)
Tel. 966 55 20 38 e-mail: info@areaoberta.com
Powered by Escape Networks